Las ratas y los ratones transmiten enfermedades y estropean la comida que tenemos para nuestros caballos. Vamos a dar algunos consejos para reducir o eliminar las ratas y los ratones de su establo.

En muchos centros hípicos y establos la presencia de ratones y ratas es un gran problema. En algunos incluso, ni el gato que tienen para controlar la población de estos animales puede ya hacer nada.

Además con la llegada del clima frío, la escasez de de alimentos y el calor que les proporciona las camas de los caballos hace que estos huéspedes no deseados estén a sus anchas.
Sin embargo, hay varias razones importantes por las que no debe aceptar la presencia de estas criaturas.

La razón número uno es la enfermedad. Se sabe que los roedores son portadores de varias enfermedades transmisibles tanto a los caballos como a los humanos.
Sus heces y orina pueden contaminar el alimento con enfermedades como la salmonela, la leptospirosis y la triquinosis.
Los ratones también son portadores de pulgas, ácaros y garrapatas. Es fundamental mantener todos los alimentos y suplementos en recipientes a prueba de roedores, como cubos de basura de metal con tapas seguras.
Los contenedores de plástico y madera son vulnerables a la masticación y no es inusual encontrar un agujero en este tipo de contenedores.

Revise los sacos de pienso en busca de agujeros cuando los compre y rechace los queratones parezcan tener posibles agujeros causados ​​por roedores.
Deseche cualquier alimento que se contamine con heces de roedores durante el almacenamiento.

La higiene de la piensera es importante. Sea diligente a la hora de barrer cualquier alimento que se haya caído y deséchelo en un recipiente de metal seguro etiquetado como basura.
Es posible que desee colocar carteles para recordar a los demás que hagan lo mismo.

Más allá del riesgo de enfermedad, una colonia de ratas puede consumir cantidades sorprendentemente grandes de alimento: una rata adulta consume aproximadamente unos 28 gramos. Esto no parece mucho, pero tenga en cuenta que también se ha estimado que por cada rata o ratón que ve hay 25 más no muy lejos.
También vale la pena señalar que las ratas pueden tener hasta cinco camadas al año con hasta 14 crías en una camada y alcanzar la madurez sexual en cinco semanas.
Según un artículo reciente de New Scientist, un solo par de ratas podría multiplicarse a una población de 15.000 en un año.
Con todas estas bocas hambrientas que roban 28 gr de alimento al día, una colonia de roedores de tamaño modesto puede comerse los sacos de alimento en un año.

 

Después de asegurarse de que todo el alimento se almacena de forma segura, el siguiente paso es asegurar la habitación donde se guarda el alimento.
Si puede mantener a los roedores fuera de la piensera, no podrán acceder al pienso derramado y que no se ha barrido.
Puede pensar que no tiene agujeros obvios que permitan el acceso de roedores, pero piénselo de nuevo.
¡Un ratón solo necesita un agujero de medio centímetro de diámetro para entrar y una rata pequeña puede entrar por un agujero del tamaño de una moneda!. Puede tapar temporalmente los agujeros con lana de acero, pero en última instancia debe taparlos con cemento.
Las ventanas y puertas deben cerrarse herméticamente sin espacios alrededor del marco.

Un buen gato (vacunado) es un buen aliado, al igual que las lechuzas.
No deje que los gatos dependan de los roedores como su única fuente de alimento; los gatos necesitan comida y agua limpia.
Si encierra a su gato en la piensera, no hace falta decirle que no solo le dé comida y agua, sino también una caja de arena.
También puede usar algunas razas de perros ratoneros.

Las trampas también son útiles. Colocadas a lo largo de las paredes donde los roedores a menudo corren, así como cerca de los agujeros (tenga cuidado de no colocarlos en lugares donde las mascotas o los niños puedan hacerlas saltar).
No abogo por el uso de veneno, porque no puedes estar seguro de dónde terminará el veneno. Demasiadas lechuzas y otros depredadores mueren debido al consumo de roedores envenenados.

Otras medidas que puede tomar para reducir la probabilidad de que estos parásitos se establezcan en su residencia es mantener las mantas, las mantillas de las sillas y el equipo de repuesto almacenados en contenedores a prueba de roedores. Estos equipos son buscados como material de cama y sitios de anidación por los roedores.

Al mantener limpia y ordenada la piensera, todos los piensos y el equipo almacenados de forma segura, y tener trampas y posiblemente un gato, podrá minimizar el daño potencial de los roedores.
Estos esfuerzos le ahorrarán dinero en la pérdida de alimento y potencialmente le evitarán a usted y a su caballo contraer una serie de enfermedades desagradables y potencialmente mortales.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.