Las lesiones de los tendones son un proceso largo, tedioso y, en ocasiones, frustrante. La  manera de tratar estas lesiones es realizar un buen manejo y limitar el daño producido.

¿QUÉ SON LOS TENDONES?

Son cordones fibrosos de tejido conectivo que une el músculo al hueso o al cartílago.

Los tendones se componen de fibras de colágeno. El colágeno es una estructura proteica que podemos encontrar también en otras zonas del cuerpo como en la piel.

La diferencia entre ambos colágenos es la organización de las fibras.
Las fibras de la piel están desorganizadas dando así un tejido muy elástico y frágil.
El tendón es un tejido más fuerte y con una gran resistencia a la tracción. Esto se debe a que las fibras se encuentran de forma paralela y con una unión muy estrecha entre ellas.

El caballo tiene una gran cantidad de tendones, pero son los que transcurren por detrás de la caña los que tienen mayor tendencia a lesionarse.

Estos son el flexor digital superficial y el flexor digital profundo.

¿POR QUÉ TARDAN LOS TENDONES EN RECUPERARSE DE UNA LESIÓN?

Los tendones tardan mucho más en regenerarse que, por ejemplo, la piel.
Esto se debe a que la posición de las fibras y la fuerza que soportan es diferente.
La mayoría de las veces, durante el trabajo diario, en el tendón se producen microrroturas que son reparadas por unas células llamadas fibroblastos.
La lesión grave se produce cuando el daño supera la capacidad de regeneración de estas células. A esto, también se le suma que la irrigación venosa de los tendones es pobre, haciéndose más difícil la cicatrización del tejido.

Imagen tendones-partes

El tiempo de curación depende de muchos factores. El manejo del caballo y la edad de éste son decisivos en la resolución de la lesión.

Debemos tener en cuenta que no siempre estas lesiones se resuelven de la manera.
Las nuevas fibras de colágeno suelen posicionarse de una forma desorganizada. Al colocarse de esta forma, se crea un tejido menos resistente y que tiene una mayor probabilidad de volver a romperse.

TRATAMIENTO

En caso de lesión tendinosa las fases que se siguen, siempre y cuando el veterinario lo recomiende, son:

1.    Enfriar la zona

Para conseguir reducir el proceso inflamatorio el primer paso será enfriar la zona lesionada.

2.    Vendaje

Se deberá vendar la zona de la caña para dar soporte a los tendones. Se usará un paño grueso situado debajo de la venda para conseguir que sea lo más acolchado posible. Bajo este vendaje se podrán aplicar en la zona afectada geles que disminuirán la inflamación y seguirán enfriando la zona.

3.    Medicación

El veterinario,  administrará al caballo una serie de medicamentos. Los Antiinflamatorios No Esteroideos o AINES disminuirán el proceso inflamatorio y el dolor.

Por otro lado, también se podrán administrar por vía oral suplementos a base de metilsulfonilmetano(MSM).

4.    Confinamiento y Rehabilitación

Para obtener una mejor recuperación del tejido, el animal deberá seguir un programa de rehabilitación. Este programa lo establecerá su veterinario y será el que mejor se ajuste a la lesión sufrida. En la mayoría de los casos, al comienzo de la lesión, es recomendable un descanso estricto del caballo junto con la terapia de frío.  Semana tras semana se irá aumentando el nivel del trabajo hasta conseguir el nivel en el que se encontraba antes de la lesión.

PREVENCIÓN

Como se ha comentado al principio, el mejor tratamiento para las lesiones tendinosas es la prevención de las mismas o su pronta detección. Al principio del entrenamiento es muy importante realizar ejercicios de calentamiento para aumentar la elasticidad del tejido y minimizar la rotura de las fibras tendinosas.
Durante el trabajo el uso de protectores o vendas está muy recomendado ya que ayudan a calentar la zona de una forma más rápida y uniforme.

Una vez finalizada la sesión de entrenamiento o el trabajo diario deberemos revisar los tendones de nuestro caballo buscando puntos de dolor o sitios donde la sensibilidad aumente.

Esto lo podremos realizar mediante duchas, la aplicación de gredas frías o con los protectores de frío que hemos mencionado anteriormente.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.