La vitamina E es una vitamina que tiene un papel importante en muchas funciones fisiológicas tales como la reproducción , la respuesta inmune y la función nerviosa y muscular .

Junto con el selenio, actúan para mantener la función normal de los músculos, ayuda en la prevención de enfermedades musculares y actuan como antioxidantes para proteger los tejidos del cuerpo , particularmente las membranas celulares , enzimas y otras sustancias intracelulares.

Si los niveles de esta vitamina en el tejido muscular son inadecuados , el riesgo de daño inducido por el ejercicio se incrementa . Una función importante es interrumpir la producción de radicales libres. Los radicales libres atacan las membranas de las células y causan daño a los tejidos .

Una deficiencia de la vitamina E puede causar una variedad de diferentes síntomas y estos reducirían el rendimiento físico, especialmente cuando la resistencia es importante.

Se sabe que el caballo no es muy eficiente en el almacenamiento de la vitamina E , aunque las reservas corporales pueden contener suficiente vitamina E para cubrir 4 meses de  ingesta inadecuada en el caballo sin hacer ejercicio. La aparición de una deficiencia se puede acelerar cuando la dieta es insuficiente en selenio.

Un caballo de mantenimiento que no hace deporte es difícil que tenga una deficiencia de vitamina E , sin embargo , no todos los caballos son tan afortunados . Mientras los forrajes como la alfalfa , el pasto verde y el heno de buena calidad son excelentes fuentes , el contenido es variable y se reduce con la madurez , la cosecha y el almacenamiento. En el proceso de elaboración del heno, entre el 30 y el 80 % de la actividad de la vitamina E se pierde entre el corte y empacado de heno y aún más se pierde durante el almacenamiento.

El aplastamiento de avena y la molienda de los cereales provoca una rápida oxidación de las grasas y el contenido de vitamina E se pierde rápidamente. La presencia de calor y humedad suficiente para la fermentación y el crecimiento de moho hace que el contenido de vitamina E disminuya en los piensos.

Cuando la carga de trabajo aumenta, también se incrementa la demanda de energía. Para mantener la condición corporal y la energía para el trabajo , se alimenta generalmente con más cereales y menos fibra. Esto significa que el caballo puede estar recibiendo cantidades incluso más bajas de vitamina E , al ingerir menos forrajes verdes . Por lo tanto , hay una necesidad de considerar la suplementación con vitamina E , especialmente si los alimentos que se suministra a nuestro caballo son bajos en vitamina E.

Para los caballos que trabajan fuerte  hay un claro beneficio de la vitamina E y los suplementos de selenio. Estos antioxidantes pueden reducir la gravedad de los daños de radicales libres inducida por el ejercicio a las células musculares .



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.