Nutricionistas equinos, herradores, veterinarios,entrenadores y últimamente los preparadores han expresado su interés en los efectos de un estado nutricional deficiente o desnutrición en la salud del casco.

Sin lugar a dudas, una mala alimentación incide en todos los aspectos físicos del caballo y como no en la salud del casco. Si bien el crecimiento del casco puede continuar a un ritmo relativamente constante a través de las crisis en la nutrición, la calidad de los cascos en estos períodos puede verse seriamente disminuida.

Al igual que otros tejidos, los cascos necesitan un aporte de energía constante. Si la dieta del caballo es pobre, el animal sacará esta energía de sus reservas y la usara en las partes mas importante de su sistema. Por lo tanto, la energía es un nutriente de importancia primordial. Cumplir con los requisitos de energía en una dieta es un factor importante cuando se considera el crecimiento del casco.

Aparte de la energía, una dieta bien equilibrada debe proporcionar los nutrientes que el caballo necesita para la salud general y el bienestar, y estos a su vez ayudaran al crecimiento de un casco sano.

Suministrar una proteína de alta calidad es esencial para el crecimiento del casco. Con los años, los científicos han estudiado ciertos aminoácidos más que a otros, es decir, metionina y cistina, en la creencia de que los suplementos de estos aminoácidos beneficiará la calidad del casco. La deficiencia de uno o ambos de estos aminoácidos puede contribuir a la mala calidad de los cascos.

Los investigadores encontraron una correlación entre el contenido de cistina y la dureza en los cascos normales, pero no en los cascos de mala calidad. La proteína de los cascos normales contenía mayores niveles de treonina, fenilalanina, y prolina.

Algunos de estos aminoácidos se consideran esenciales, lo que significa que no pueden ser sintetizados por el cascoscuerpo en cantidades suficientes para satisfacer su demanda. Por lo tanto la necesidad de proteínas de alta calidad en todas las dietas es de vital importancia tanto para la salud del casco, como para la salud en general.

Además de energía y proteína, una ración equilibrada cuenta con vitaminas y minerales.

El zinc ha sido el foco de muchas investigaciones, principalmente porque está involucrado en la salud de la piel, el pelo y pezuñas. La evidencia sugiere que los bajos niveles de zinc pueden causar problemas de pezuñas. Los estudios mostraron que 25 caballos con cascos de mala calidad tenían niveles de zinc bajos. Más recientemente, un estudio en Japón reveló que los caballos que consumen dietas bajas en zinc y cobre eran más propensos a tener enfermedad de la línea blanca.

No podemos dejar de hablar en este artículo de la biotina como un medio para mejorar la calidad de los cascos de los caballos. La biotina sólo mejora el crecimiento de la parte nueva del casco. Debido a esto, pueden pasar varias semanas antes de que veamos una mejoría en el casco.

Dependiendo de la calidad de la nutrición, así será la calidad del casco. Cantos bien definidos, conocidos como anillos de crecimiento, pueden aparecer en las paredes de las pezuñas cuando se cambia la salud del caballo. Estas ondas generalmente reflejan un cambio significativo en la salud o el bienestar del caballo.

Al igual que otros tejidos del cuerpo, los cascos pueden ser comprometidas por una nutrición inadecuada. Cuando se combina el cuidado regular de un herrador,  y  una dieta que se adapte a las necesidades nutricionales no tendremos problemas de cascos por malnutrición.

PRODUCTOS RECOMENDADOS
hoofmaker
hoofsupport
hsecret-concentrate

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.