Los caballos requieren energía para el mantenimiento, así como para cualquier actividad adicional. Las dietas tienden a ser formuladas inicialmente para satisfacer las necesidades energéticas del caballo y luego se ajusta con respecto a proteínas, minerales y vitaminas.

¿Qué es la energía?
Aunque la energía se suministra al caballo a través de su dieta, fundamentalmente, no es un nutriente, sino más bien la capacidad para hacer el trabajo. La energía de los alimentos comprende los carbohidratos (incluyendo azúcares, almidones y fibras), grasas y proteínas. Parte de ellos se puede convertir en otros productos químicos en el  y en trabajo mecánico (energía utilizable), y el resto pierde como energía en los residuos (principalmente en la forma de las heces, la orina y el calor).

Categorías de Energía
La energía se puede dividir en cuatro categorías: energía bruta (EB), la energía digestible (ED), energía caballos_pastandometabolizable (EM) y energía neta (EN).

El calor producido por la combustión completa de los alimentos se expresa como energía bruta (EB). La EB no es completamente utilizada por el animal, ya que parte de la alimentación se pierde en forma de heces. La EB menos la energía que se pierde en las heces se llama energía digestible (ED).

La energía también se pierde en la orina y a través de gases; esta energía restada de la ED es la energía metabolizable (EM). Además, se libera energía en forma de calor, llamado incremento de calor. La energía bruta, menos la energía perdida en heces, orina, gases y el calor,  se llama la energía neta (EN). Hay dos sistemas principales usados ​​para expresar los requerimientos de energía y nutrientes de los caballos; el sistema de energía digestible y el sistema de energía neta.

La medición de la energía en la alimentación del caballo
Desafortunadamente no es posible medir directamente la cantidad de energía útil contenida en el pienso. Esto es principalmente porque todas las calorías de los alimentos no son los mismos; difieren químicamente y estas diferencias químicas afectan el mecanismo y la eficiencia de la digestión y el metabolismo, y por lo tanto la salud y el rendimiento.

Si bien hay varias ecuaciones utilizadas para estimar la energía digestible, aún carecemos de un buen sistema para saber el contenido de energía de las diferentes fuentes. Valores de energía digestible no deben, por tanto, tomarse como referencia a la hora de tomar decisiones sobre que pienso es adecuado para su caballo y sólo debe ser visto como una estimación.

Otros datos correspondientes a las fuentes de energía en la dieta se deben considerar al seleccionar los alimentos, incluyendo:

.- Fibra suficiente para mantener el intestino sano y la función digestiva y limitar los trastornos conductuales.
.- Grasa adecuada para mantener la energía necesaria sin afectar negativamente a la palatabilidad y la función gastrointestinal.
.- Carbohidratos digeribles para ayudar a mantener la energía suficiente sin sobrecargar la capacidad digestiva del caballo o causar alteraciones metabólicas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.