Al alimentar a caballos jóvenes y en crecimiento con un pienso especifico, es importante considerar los nutrientes que lo forma.

En primer lugar tenemos que tener en cuenta la edad del potro, el peso, el promedio de ganancia de peso diario, etc y así podremos determinar sus necesidades de nutrientes.

También tenemos que analizar el heno para saber qué nutrientes ya está recibiendo.

Un producto para el crecimiento de potros normalmente contiene un nivel bastante alto de proteína, que es un componente importante para generar los tejidos del cuerpo, como el músculo. Los valores entre el 14-16% son comunes para los caballos en crecimiento. Pero alimentar por encima de este porcentaje no siempre significa que está recibiendo más proteína.

Por ejemplo, si el fabricante recomienda 4 kg de un producto de proteína cruda al 14%, eso proporcionaría 560 gramos de proteína.

Pero un pienso que tiene un 16% sólo podría ser de 3,5 kg , lo que también proporciona 560 gramos de proteína. Por esta razón, al considerar qué producto utilizar, también tiene que  leer las instrucciones para ver cuánta cantidad hay que dar al potro.

Además, debido a que los porcentajes de proteína cruda no dan realmente ninguna indicación sobre la calidad de la proteína, muchos piensos para caballos en crecimiento están marcados con la cantidad de lisina (un aminoácido clave para el caballo en crecimiento, generalmente presente en aproximadamente 0,8-1%) u otros aminoácidos, tales como metionina y treonina. Sin embargo, no es obligatorio poner estos niveles en las etiquetas.

Si un alimento es mayor que 18% de fibra, podría ser etiquetado como “alimento completo”, lo que significa que puede alimentarlo sin ningún heno adicional u otro forraje en la dieta.

El contenido de grasa y fibra también podría indicar la cantidad de almidón y azúcar en un producto, porque cuando el contenido de grasa y fibra es alto, los almidones y azúcares tienden a ser más bajos.

Para un caballo en crecimiento, el promedio de calcio debe ser de alrededor del 1%, y el mínimo de fósforo debe ser de aproximadamente 0,55-0,65%. Esto asegurará que el caballo está recibiendo suficiente calcio y fósforo para un crecimiento óseo adecuado.

El cobre y el zinc también están implicados en el desarrollo de huesos y tejidos: el cobre debe presentar entre 60 y 90 partes por millón (ppm), zinc entre 150 y 250 ppm.

El selenio debe estar en la alimentación a 0.3 ppm, pero los niveles pueden ser tan altos como 0.6 ppm en algunos productos. El contenido de vitamina A del alimento de fórmula de crecimiento está típicamente en el rango de 8.000-16.000 UI / kg.

Las fuentes de nutrición de calidad para los caballos en crecimiento, como la avena, la harina de alfalfa, la pulpa de remolacha, el salvado de arroz, la soja o los cascos de cacahuete, deben estar cerca de la parte superior de la lista. La formulación podría contener otras semillas, como la semilla de lino (también conocida como linaza).

También se enumerarán diferentes tipos de aceites vegetales o de semillas, que pueden contener ácidos grasos omega-3, junto con minerales. Observe que los ingredientes incluyen vitaminas liposolubles A, D y E, así como algunas de las vitaminas B (por ejemplo, ácido fólico) que pueden faltar en el heno.

Muchos alimentos también incluyen productos de levadura, que algunos investigadores creen beneficiar el ecosistema microbiano del tracto gastrointestinal y la digestibilidad del producto.

La cantidad de alimento para su caballo joven depende de su edad, peso y la cantidad y tipo de heno que usted alimenta. Es importante seguir las pautas indicadas en la etiqueta. Si usted no alimenta a su caballo la cantidad recomendada de un producto, puede que no esté recibiendo los nutrientes que necesita.

Trabajar estrechamente con el nutricionista de la compañia de su pienso o con uno independiente es importante, sobre todo si está manejando caballos en crecimiento.

En muchos casos puede prevenir tasas de crecimiento acelerado y las enfermedades ortopédicas de desarrollo resultantes simplemente proporcionando una nutrición adecuada.

La ingesta de calorías (energía) influye enormemente en la tasa de ganancia de un caballo joven, pero recuerde que las calorías no aparecen en las etiquetas de piensos equinos.

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.