En una entrada anterior hablamos sobre la alimentación en los potros, en este artículo seguimos con los caballos adultos.

Probablemente no hace falta decirlo, pero la alimentacion en caballos adultos será diseñada para satisfacer las necesidades de nutrientes.

Energía digestible (DE) y bruta (GE)

La unidad de medida de calorías en piensos, expresada como Mcal, o megacalorías por kilogramo de pienso, se denomina energía digestible (DE). Se refiere a la cantidad de calorías disponibles para el caballo después de la digestión, y esto depende de lo bien que un caballo digiera un tipo de alimento y las calorías que produce.

La energía bruta (GE)– también afecta a la energía digestible de un pienso. Los fabricantes determinan esto a través de la bomba de calorimetría, poniendo una sustancia en el fuego y midiendo cuánto calor se libera. En general, las grasas contienen 9 Mcal / kg, el azúcar alrededor de 4 Mcal / kg, y las proteínas alrededor de 5 Mcal / kg.

Por ejemplo, los caballos pueden digerir los carbohidratos simples, como el almidón o los azúcares, bastante bien, mientras que es más difícil digerir los carbohidratos complejos, como la celulosa. (De hecho, en lugar de ser verdaderamente digerido, esta fibra es fermentada por los microbios en el intestino grueso). Así, los carbohidratos complejos proporcionan al caballo menos energía que los simples.

El aceite vegetal  (~ 9 Mcal / kg) ofrecen más energía digesible y producen más calorías por unidad de peso  que el maíz (aproximadamente 3,6 Mcal / kg) o el heno de hierba (~ 2 Mcal / kg; fibra).

Por lo tanto, mientras que los fabricantes de piensos no están obligados a listar DE en etiquetas de alimentación, los nutricionistas pueden aplicar ciertas ecuaciones para estimar el DE de un alimento, usando la cantidad de grasa, fibra, proteína, ceniza (minerales) e hidratos de carbono simples.

Del mismo modo, los propietarios pueden mirar la etiqueta para ver cuánta grasa y fibra contiene, lo que se deducirá la cantidad de energía que podría tener. En general, los piensos con alto contenido de grasa ofrecen calorías suficientes, mientras que los piensos con mayor contenido de fibra tienden a ser bajos en calorías.

Por ejemplo, ¿cuál alimento tendría probablemente más calorías?

X: 12% de proteína cruda, 10% de grasa cruda, 8% de fibra bruta

Y: 12% de proteína cruda, 4% de grasa cruda, 20% de fibra bruta

Z: 12% de proteína cruda, 8% de grasa cruda, 10% de fibra bruta

La respuesta sería probablemente X, ya que tiene más grasa (más calorías por unidad de peso) y menor fibra que Z.

Otros Nutrientes Requeridos

Así que tenemos la parte de energía. ¿Qué más necesitan en sus dietas? En primer lugar, la proteína aparece en las etiquetas de alimentación. Típicamente, no es difícil para los caballos cumplir con sus requerimientos de proteínas; porque los caballos comen más cantidad para cubrir estas necesidades cuando su trabajo aumenta, por lo cual generalmente también consumen más proteína.
Por ejemplo: Un caballo en trabajo ligero podría comer 7,5 kg de heno con una proteína 8% (obteniendo 600 gramos de proteína) y 2 kg de un alimento comercial con 12% de proteína (240 gramos de proteína). Por lo tanto, él estaría comiendo 840 gramos, bien sobre su requisito de 699 gramos, según las pautas del consejo de investigación nacional.

El mismo caballo, si se dedicaba a trabajos más duros, podría comer más para satisfacer las necesidades de calorías, como 10 kg del mismo heno (800 gramos de proteína) y 4 kg de la alimentación comercial, aún con 12% de proteínas (480 gramos) . Este caballo ahora estaría comiendo 1.280 gramos de proteína -a pesar de que no cambia realmente de alimento- y consumiría los niveles que necesitaría un caballo de trabajo intenso.

Fundamentos de la etiqueta de alimentación

Todas las etiquetas de alimentación deben enumerar la siguiente información: número de lote, nombre del producto y para que tipo de caballo se destina el pienso.

También deben incluir un análisis garantizado que indique el contenido de nutrientes del alimento, incluyendo la proteína cruda mínima, min. Grasa cruda, fibra cruda máxima, min. Y máx. Calcio, min. Fósforo, min. Cobre, min. Zinc, min. Selenio, min. O máx. Sal (si se agrega), y min. Vitamina A (si se agrega). La etiqueta de alimentación también debe incluir una lista de ingredientes e instrucciones de uso, así como cualquier declaración de precaución. Por último, debe enumerar el nombre del fabricante, la dirección y el peso neto de la bolsa.

Mientras que el porcentaje de proteína en la bolsa no importa mucho, la calidad de aminoácidos es muy importante. Los fabricantes de alimentos para caballos deberían enumerar su contenido de lisina (y tal vez otro aminoácido) o harina de soja u otra fuente de proteína de alta calidad en su lista de ingredientes.

Los piensos diseñados para caballos de trabajo medio o fuertetambién tienden a ser más altos en calcio y fósforo que aquellos para caballos que no trabajan, porque la remodelación ósea ocurre durante el ejercicio y estos minerales se requieren en mayores cantidades para este proceso.

Estos alimentos probablemente también tienen vitamina E añadida debido a que es un antioxidante, que podría ayudar a contrarrestar los daños musculares del ejercicio, y la lista de ingredientes reflejará alfa tocoferol o simplemente vitamina E.

En la lista de ingredientes también puede haber ácidos grasos omega-3, como aceite de linaza (semillas de linaza) o incluso aceites de pescado. Tales grasas ayudan a alimentar el cuerpo a través del metabolismo y también pueden combatir la inflamación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.