El destete puede ser una situacion de estres tanto para el potro como para el dueño.

Demasiada energía, muy poca energía, micronutrientes desequilibrados, o simplemente una dieta equivocada culmina en problemas de salud importantes, como la osteocondritis (TOC).

¿Debería alimentarse lentamente y destetarse gradualmente, o separar a la yegua y al potro abruptamente? ¿Debería elegir una dieta alta o baja en forraje para el destete?

Para ayudar a responder estas preguntas, los veterinarios y nutricionistas estudiaron un grupo de potros y realizaron pruebas de digestión a los 5 y 8 meses de edad. A esos potros se les ofreció una de las tres dietas con varias proporciones de concentrado a fibra:

70:30 (Una dieta alta en concentrado y heno)
50:50 (igual)
30:70 (Bajo de concentrado y alto en heno).
El concentrado era un producto comercial y el heno era un 35-65% de mezcla de heno de alfalfa y hierba.

Después de un período de adaptación de 10 días, se recolectaron heces durante cuatro días para medir la digestibilidad de cada dieta. ¿Qué aprendimos de este estudio?

Todos los potros ganaron peso por igual, independientemente de la dieta, y la ingesta dietética fue similar entre los tres grupos.


Los potros que consumieron la dieta baja en pienso comercial tuvieron una producción fecal significativamente mayor que la alta en concentrado (no es sorprendente, ya que su ingesta de forraje era mayor).

Potro y madre


Los potros que tenian una dieta alta en concentrado tenían más alta digestibilidad de proteína cruda (PC).


En general, estos hallazgos sugieren que los potros destetados parecen digerir las proteínas mejor cuando se alimentan con dietas altas en concentrados, y pueden digerir la fibra de manera más eficiente cuando se alimentan con dietas de mayor contenido de fibra,

Este estudio solo analizó la digestibilidad de las dietas. Es importante reconocer que los investigadores no informaron de ningún efecto de la dieta sobre la salud a largo plazo.

Los investigadores también ofrecieron la siguiente advertencia a considerar:

la alimentación con dietas altas en fibra para caballos jóvenes debe hacerse con precaución porque algunas dietas basadas en forraje pueden no contener micronutrientes adecuados o equilibrados, especialmente si no se realizó el análisis de forraje.

En el lado opuesto, las dietas altas en concentrados o aquellas con demasiadas calorías pueden llevar a un aumento en las tasas de crecimiento, lo que puede estar asociado con mayores anormalidades musculoesqueléticas como el TOC.

Los investigadores mencionaron que una variedad de factores influyen en la alimentación para un destete saludable, lo que subraya la importancia de evaluar todos los aspectos del manejo de los caballos jóvenes.

«Cualquier propietario o administrador con inquietudes sobre el manejo dietético de sus potros necesita la ayuda de un nutricionista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.