El cuerpo contiene 60-70% de agua y este agua juega un papel esencial en el transporte de células y nutrientes por todo el cuerpo. El agua también es importante para la termorregulación, el sudor que se produce se evapora de la superficie de la piel y mantiene fresco al caballo. El sudor también contiene electrolitos, incluyendo sodio, cloruro, potasio, calcio y magnesio. Estos electrolitos juegan un papel importante tanto en la función nerviosa como en la muscular.

En la dieta del caballo,  los electrolitos son un grupo dentro de un grupo más amplio de macrominerales, que son necesarios en  cantidades significativas. Los electrolitos son responsables del mantenimiento del equilibrio ácido-base y la regulación osmótica de loscaballo bebiendo fluidos corporales. Sin electrolitos, el cuerpo no es capaz de mantener la cantidad adecuada de líquido en, y alrededor de las células. Los electrolitos también juegan un papel clave en la transmisión de los impulsos nerviosos y la contracción muscular.

Estos minerales se pierden a través del sudor y los excesos se anulan en la orina. Los electrolitos que más se pierden en el sudor son sodio, cloruro y potasio. Pequeñas cantidades de calcio, y de magnesio también están presentes en el sudor, así como minúsculas cantidades de otros minerales.

Una vez que el caballo comienza a sudar , ya sea con el ejercicio o por la exposición al calor, las reservas disminuyen y es necesaria la suplementación con electrolitos.

Los caballos con concentraciones de electrolitos insuficientes en su cuerpo tienen mayor riesgo de fatiga y por lo tanto tienen menos resistencia.

Los signos de deshidratación más severa son: marcha inestable, contracciones musculares no coordinadas, temblores y debilidad muscular. El caballo puede perder interés en beber incluso cuando se hidrata, porque cuando el agua y los electrolitos se pierden, el disparador fisiológico que le dice a un caballo cuando beber falla.

Un suplemento de electrolitos bien formulado debe contener principalmente cloruro de sodio (sal). Otros ingredientes pueden incluir fuentes de potasio, calcio, y magnesio. El azúcar se agrega a algunas preparaciones para mejorar la palatabilidad. El azúcar no es necesario para la absorción óptima de los electrolitos y puede diluir excesivamente los ingredientes más valiosos.

A continuación os presentamos una tabla del resultado de una deshidratación:

Perdida de Peso
(%)
Resultado de la perdida de peso.
0% Estado normal
1% La sed se estimula, el rendimiento comienza a bajar.
2% Disminución de la regulación del calor, empeoramiento del rendimiento
3% Disminución continua del rendimiento,disminuye la resistencia muscular
4% Disminución del rendimiento entre el 20-30% , se producen mareos
5% Dolor de cabeza, irritabilidad, nauseas, fatiga
6% Debilidad, perdida severa de la termo-regulación
7% Colapso

Es muy importante que seamos conscientes que durante el verano es imprescindible añadir electrolitos en la comida o en el agua de nuestros caballos antes y después del ejercicio, o cuando salimos de paseo.

Existen en el mercado multitud de preparados en solido y liquido que se los podemos administrar y así asegurar una perfecta salud de nuestro caballo.

Os dejo un enlace a la tienda on-line para que podáis ver la cantidad de productos diferentes que existen y de diferente forma de administrar

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.