Los electrolitos son minerales existentes en el cuerpo en forma de iones y con carga eléctrica. Los que tienen cargas positivas se llaman cationes y lo que contienen cargas negativas son aniones.

La principal electrolito que fluye por el cuerpo es el catión de sodio, simbolizado como Na +, seguido de cerca por el anión cloruro, Cl-.

Después en línea, en cantidades mucho más pequeñas, son los cationes de potasio, K + y el anión bicarbonato, HCO3-. Además, los grupos de fosfato y sulfato circulan como aniones en cantidades bajas, al igual que pequeñas cantidades de calcio y magnesio. Dentro de las células, el electrolito principal es el potasio.

Una gran cantidad de funciones esenciales del cuerpo depende no sólo de la presencia de electrolitos, sino también del mantenimiento de las concentraciones exactas tanto dentro como fuera de las células. Éstas incluyen:

.- La producción y secreción de sudor, saliva, fluidos del tracto intestinal, orina y mucuselectrolitos
.- Contracción del corazón y otros músculos
.- Movimiento intestinal
.- La absorción de nutrientes a través de la pared intestinal y en las células del cuerpo
.- La contracción del músculo esquelético
.- La función nerviosa
.- Mantenimiento del equilibrio ácido-base normal (pH)
.- El mantenimiento de la hidratación normal (el cuerpo que contiene aproximadamente 70% de agua)

El sudor puede ser una fuente importante de pérdida de electrolitos durante el ejercicio o el verano, pero hay pérdidas diarias en la orina, estiércol y el moco que se producen durante todo el año.

El potasio, sodio y cloruro son los principales electrolitos y por ende los que mas nos tienen que preocupar.

La mayoría de los henos proporcionan concentraciones de potasio de 3 a 4 veces superior a la necesidades normales,  por lo que un caballo que su dieta sea rica en heno o pasto no necesitará suplementos de potasio a menos que realice trabajo muy fuerte.

El sodio y el cloro son otra historia. El sodio es el electrolito de retención de agua mas importante. Los niveles son muy bajos en la dieta.

Afortunadamente, hay una solución simple para estos minerales, el cloruro de sodio o sal común. Podemos poner al caballo una piedra de sal, pero tenemos que controlar la cantidad que ingiere de esta. Por ello es mas aconsejable añadirla nosotros directamente en la comida o forraje.

De todas forma, para los caballos de deporte o en trabajo medio y fuerte, lo mas aconsejable es utilizar electrolitos comerciales que vienen formulados con los niveles correctos de todos los electrolitos y así no tendremos deficiencias de ninguno de ellos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.