El cuidado de la dieta y el aporte de los suplementos al caballo son una de las partes más importantes de su manejo diario. Cada caballo debe tomar alimentos y suplementos nutricionales acordes a la disciplina que vaya a realizar y a su estado de salud.

Normalmente, al planear la alimentación del caballo la mayoría de la gente tiene en cuenta los hidratos de carbono en forma de cereales, la proteína y la fibra. Existe sin embargo una parte muy importante de la dieta que a veces pasa desapercibida, y esos son los aceites.

Beneficios de los aceites para la salud del equino

Existe una gran variedad de aceites que podemos usar según las necesidades de nuestro caballo. Las propiedades de estos aceites varían según su materia prima, la concentración de los Ácidos Grasos Omega 3 y Omega 6, y el ratio o equilibrio entre ambos.

A estos ácidos grasos se les denomina esenciales ya que no los crea el organismo si no que hay que añadirlos con la dieta.

Los ácidos grasos esenciales Omega 3 contribuyen a un buen pelaje, buena condición corporal, aumento de las defensas, mejora de la capacidad reproductiva, aumento de la regeneración celular, aumento de la absorción de vitaminas A, D, E y K y a la disminución de la inflamación. Dos ácidos grasos Omega 3 muy importantes son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA).  Los ácidos grasos Omega 6 favorecen la inflamación. Esto no siempre es malo ya que este proceso ayuda a la curación.

¿Por qué hay que aportar aceite al caballo de deporte?

A parte de los beneficios en la salud del caballo, el aceite aporta una energía fría de larga duración. Con energía fría nos referimos a que no va a excitar al caballo. Cuando hablamos de larga duración quiere decir que el trabajo que realizará el animal necesita un nivel de energía alto durante un largo periodo de tiempo. El opuesto a la energía del aceite es la energía sacada de cereales que calienta al caballo y de corta duración.

  • En disciplinas como salto, doma clásica y completo es necesario el aporte de aceite ya que los caballos tienen que aguantar un calentamiento intenso y después la prueba el día del concurso.
  • En caballos de carreras que realizan carreras mayores de 1400m, también es necesario un aporte de aceite en la dieta ya que se considera un ejercicio de larga duración.
  • Pero si hay un caballo que por su disciplina necesite un aporte mayor en aceite ese es el caballo de RAID. Estos caballos deben hacer pruebas de gran distancia (un gran kilometraje) y llegar a los diferentes puestos de control en un buen estado.

¿Qué aceite debo elegir para mi caballo?

Lo más importante a la hora de elegir el aceite a añadir a la dieta del caballo es el balance entre el contenido de Omega3 y Omega 6 del aceite. Es clave que el aceite que elijamos tenga una mayor cantidad de Omega 3 que de Omega 6, pero que contenga los dos tipos de ácidos.

Cuando el caballo come hierba en el prado, esta contiene de un 2% a un 3 % de aceite. Este aceite contiene una mayor cantidad de ácidos grasos Omega 3 que de Omega 6. Por el contrario, el aceite extraído de los granos de cereales como el maíz, avena o de las semillas de girasol contiene grandes cantidades de ácidos grasos Omega 6 y una menor cantidad de ácidos Omega 3. Esto hace que, al contrario de lo que solemos pensar, estos aceites no sean los mejores que podamos aportar a la dieta de nuestro caballo.

El aceite de salvado de arroz contiene un mayor contenido de Omega 6 que de Omega3, pero la diferencia es menor que en el caso de los anteriores. Esta clase de aceite, como el Muscle Up de TRM contiene Gamma Oryzanol que promueve la síntesis de proteínas ayudando al aumento de masa muscular y condición corporal del caballo.

Los aceites en los que la cantidad de Omega 3 es mayor que la de Omega 6 son el aceite de hígado de bacalao y el aceite de linaza.

El aceite de hígado de bacalao como el Cod Liver Oil de TRM proporciona una gran cantidad de ácidos grasos Omega 3 y Vitamina D que es fundamental para el desarrollo óseo y articular de los caballos más jóvenes.

El aceite de linaza por su parte es el aceite con mayor concentración de ácidos Omega 3. Este aceite ayudará a un buen mantenimiento de la piel y pelo del caballo, aumento de las defensas y proporciona ayuda para el buen funcionamiento del sistema digestivo. El Premium Linseed Oil de TRM está destinado a caballos que se alimentan sólo con un pienso concentrado o a base de avena y cebada.

Otro aceite recomendable para mejorar el completo bien estar del caballo es el Curragh Carron Oil. Este proporciona todos los beneficios del aceite de linaza, del Hidróxido de Calcio y del Sulfato de Magnesio. Haciendo del mismo el mejor complemento para mantener la salud digestiva de nuestro caballo, mantener la piel en buen estado, como en casos de dermatitis y para mejorar la calidad del pelaje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.