El calor y el caballo no es buena combinación, por ello os dejamos unas pautas a seguir.

Llega el verano y con ello aumenta el calor y también la temperatura de nuestros caballos. Cuanto mayor sea el esfuerzo que pidamos a nuestro amigo, mayor será la temperatura de este.

La temperatura normal de un caballo es de  37 a 38 ºC. Un aumento excesivo de esta temperatura podría ser perjudicial, dañando los tejidos y en un caso extremos podría causar la muerte.

Es nuestra responsabilidad saber leer las señales, para saber cuando el caballo tiene exceso de calor. Al igual que nosotros los caballos regulan la temperatura sudando y respirando.

Es evidente que dependiendo donde haya sido criado el caballo o la raza tendrá mejor aguante a el calor, así por water-and-hot-horseejemplo un caballo criado en el sur de España sufrirá menos con temperaturas altas que un caballo importado recientemente de Europa, también las razas de caballos pequeños sufrirán menos el calor.

Tampoco tenemos que descartar el estado de carnes del caballo, si esta gordo sufrirá mas con las temperaturas altas.

La forma más fácil de saber si nuestro caballo esta deshidratado es observar si la piel recupera su forma inicial al pellizcarle. Lo malo de esta prueba es que ya es un poco tarde y el caballo habrá perdido mas de un 5% del peso en liquido y el rendimiento físico ya se verá afectado.

Tenemos que adaptar al caballo a trabajar con el calor, y esto se hace poco a poco. Puede tardar varios meses, por ello hay que empezar a trabajar con él en horas donde el calor no sea tan intenso y darle electrolitos para que recupere las sales que ha perdido por el sudor .

Para detectar el exceso de calor tenemos que fijarnos en varios parámetros como son:  la temperatura, las pulsaciones y la respiración.

Un caballo con una respiración elevada durante mas de diez minutos, es señal de que no esta recuperando bien y hay que enfriarle, ya que no esta bajando la temperatura corporal, y esta temperatura por encima de 40.5 a 41 ºC es peligrosa y hay que tomar medidas inmediatamente.

La ducha de agua fría es la mejor manera para bajar su temperatura rápidamente. . Después de ducharle, hay que poner al caballo a la sombra y cualquier brisa o un ventilador eléctrico le ayudara a recuperarse.

Si el caballo no se enfría después de media hora, debe llamar a su veterinario.

Hay que aumentar la calidad de heno para prevenir la deshidratación o usar ensilados que son ricos en agua. El caballo tiene que tener acceso al agua en todo momento.

Por último os dejo algunas pautas que seguir ahora que empieza el calor:

    • · Asegúrate de que el caballo esté en forma.
    • · No viajes con el caballo de día y ofrécele agua.
    • · No dejes al caballo sudar demasiado.
    • · Esquílale si hace falta.
    • · Trabaja muy por la mañana o muy por la tarde.
    • · No le dejes engordar excesivamente.
    • · Dúchale después de trabajar.
    • · No le expongas al sol.
    • · Dale electrolitos en su pienso para prevenir la deshidratación.
    • · Llama al veterinario si tiene diarrea durante más de 1 día.
    • · Llama al veterinario si el caballo no  recupera su temperatura normal después de media hora.
PRODUCTOS RECOMENDADOS
elite-electrolytes dodson-horrell-electrolyte-y5ic isopro-180-p

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.