Uno de los problemas más usuales es que el caballo no come bien y por lo tanto no mantenga bien su peso ni reciba los niveles de nutrientes suficientes.

El propietario tiene que buscar la causa del problema y después encontrar algo que a su animal le apetezca comer.

El primer paso es averiguar porqué al caballo no le apetece comer, y algunos de los problemas mas habituales son los siguientes:

Dolor Dental

Si el caballo tiene picos que causan irritación en las paredes de la boca o en su lengua o si tiene un diente dolorido, su apetito puede disminuir. Es fácil deducir que si le duele al masticar no comerá tanto como de costumbre.

Algunos caballos que no quieren comer heno porque ya son mayores y no mastican la fibra, pueden comer pulpa de remolacha a remojo.

Úlceras

Los estudios confirman que hasta un 75% de todos los caballos en entrenamiento, tienen irritaciones en la pared intestinal que llegan a convertirse durante su vida deportiva en una úlcera.

Hay un tratamiento veterinario específico para el caballo con úlceras. El apoyo nutritivo en dicho tratamiento consiste en proporcionar fibra fina para proteger las paredes del intestino, o sea, heno de prado, ensilado equino o chaff.

El caballo con úlceras, muchas veces empieza a comer bien, pero cuando el pienso llega al estómago irrita la pared intestinal y el dolor le quita las ganas de seguir comiendo.

Que el caballo coma constantemente pasto constante es la mejor manera de controlar este problema, pero muchos caballos de alta competición no pueden vivir así y mantener un rendimiento deportivo competitivo al mismo tiempo.

A estos caballos se les puede proporcionar un pienso suave, bajo en almidón y alto en fibra junto con un antiácido.

El Caballo que Traga Aire

Otra de las causas por las que el caballo no come bien es que traga aire no suele tener buen apetito. Muchas veces tragan aire porque tienen úlceras; en otras ocasiones aprendieron a tragar aire de potros porque entonces tenían úlceras y esto se convirtió en un hábito. Es muy difícil manejar este vicio, pero se puede aumentar el nivel de fibra en la dieta y proporcionar un antiácido para ver si mejora la situación.

Dolor en General y Depresión

Otro caballo que suele perder su apetito es aquel con una lesión dolorosa.

Es muy importante que estos caballos consuman suficientes aminoácidos, macro-minerales, micro-minerales y vitaminas para que puedan regenerar tejido y recuperarse antes y mejor.

Cuando el caballo empieza ya a comer, hay que tener cuidado y no meterle bruscamente en una dieta rica en energía y carbohidratos.

Yeguas de Cría

Las yeguas muchas veces bajan de peso y les faltan ganas de comer, especialmente cuando están lactando. Añadir una buena alfalfa en rama al forraje usual de heno de prado ayuda considerablemente, debido a su buen contenido en proteínas.

El hecho de que estén picoteando forrajes diferentes durante todo el día favorece la producción de leche de calidad y el mantenimiento del peso de la yegua.

Se puede también aumentar la ración y el nivel energético con algo de aceite de girasol, maíz o soja.

También hay que asegurar que se estén controlando los parásitos correctamente. Si la yegua está llena de parásitos, perderá las ganas de comer, simplemente, por el malestar que causan.

El Caballo en Forma y en Competición

Algunos caballos cuando llegan a estar en una forma física muy alta dejan de comer de manera repentina. Si pasa esto hemos de tener muy en cuenta la posibilidad de un sobre entrenamiento.

Es preciso asegurarnos de que tome suficiente forraje durante el concurso, incluso dejándole comer hierba fresca, aunque lleguemos a aburrirnos paseando al caballo con el ronzal durante horas.

Si durante el concurso observase que no tiene ganas de comer, no le deje con pienso en el comedero todo el rato y límpielo bien después de cada comida.

Hoy en día hay en venta en el mercado, estimulantes de apetito en forma de suplementos. Estos contienen vitamina B con melaza y muchas veces ayudan. Algunos también contienen probióticos para ayudar a estabilizar la flora intestinal y prebióticos que nutren la flora intestinal existente. Si existe cierta falta de microbios en el sistema intestinal, puede aparecer una sensación de malestar en el caballo y disipar su apetito, así que, estos tratamientos pueden ser muy útiles en algún momento dado.

Para finalizar, hay que conocer las muchas razones de porqué no come un caballo, para buscar la mejor solución.

Cuando ya se encuentra la solución en cuestión hay que seguir con el procedimiento hasta que el caballo gane el peso necesario y luego asegurarnos de que no lo vuelva a perder.

Si Necesita cualquier suplemento puede entrar en nuestra tienda online nutricionequina

El caballo no come bien El caballo no come bien El caballo no come bien

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.