Una de las preguntas más comunes acerca de la alimentación del caballo de deporte es cuándo darle de comer  antes de una competición. Teóricamente, la alimentación debe ser1219324925577 programada de manera que todos los nutrientes estén almacenados antes de iniciar el ejercicio, para que el caballo los pueda usar durante el esfuerzo.
Para probar esta hipótesis, se realizó un ensayo con pruebas de esfuerzo en tres momentos diferentes después de una comida a base de cereales. El ejercicio se realizó ocho horas después de comer, tres horas después de comer, y después de una noche de ayuno. Este ensayo, llevado a cabo en la cinta de alta velocidad, consistió en un paseo de dos minutos de calentamiento, 600 m. de trote, 600 m. de galope lento, 1600 m. de galope, y luego vuelta a la normalidad cardiaca poco a poco. Se monitorizó la frecuencia cardíaca a lo largo del ejercicio, se tomaron muestras de sangre hora a hora  hasta el comienzo de la prueba, a lo largo del ejercicio, y  15 y 30 minutos después. Se realizaron análisis de glucosa, insulina, y lactato.

Los resultados finales ofrecieron una respuesta clara. El mejor momento para alimentar a los caballos de deporte es tres horas antes del ejercicio, ya que los caballos que se alimentaron 8 horas antes, y los que pasaron la noche en ayunas registraron una caída de glucosa e insulina lo que hace que su rendimiento sea menor de los esperado.

Si que es verdad que para esfuerzos cortos e intensos no hubo tanta diferencia como lo que se esperaba, por ejemplo en caballos de carreras.

Con estas conclusiones es mejor dar de comer al caballo tres horas antes del esfuerzo, y hay que evitar dejar al caballo en ayunas la noche anterior. Si que es verdad, como he dicho antes que la diferencia de los datos son mínimos entre ocho horas y el ayuno, pero tiene el inconveniente que al dejar al caballo sin ningún tipo de alimentación, hacemos que su sistema digestivo se pare y tenga mas probabilidades de tener ulceras de estomago

 

1 Comentario

  1. Muchas gracias por este estudio, los caballos de Resistencia Ecuestre, son unos de los más afectados por lo horarios en la alimentación antes de la competición.
    Como las horas de salida de las grandes pruebas son tan tempranas, siempre tenemos esas dudas de adelantar tanto la última toma de alimentos ó adelantar la toma de la noche anterior. Siempre un estres para jinetes y cuidadores.
    Este estudio, ya nos aclara cientificamente, un poco más las cosas.
    Comparto vuestro artículo en mi blog, para conocimientos de mis lectores de Resistencia Ecuestre.
    Saludos de Gabriel.
    http://ggjineteraid.blogspot.com.es/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.