La yegua de cría puede proporcionar todos los requisitos nutricionales del potro para el crecimiento, el desarrollo y la protección inmunológica hasta los tres meses de vida.
Hacer todo bien por la yegua y el potro puede ser un desafío; cómo se gestiona este período desde el nacimiento hasta el destete puede afectar significativamente el rendimiento futuro y la salud del caballo joven.

En primer lugar, es importante asegurarse de que el potro recién nacido reciba calostro de buena calidad que le proporcionará al potro una fuente vital de anticuerpos, necesarios para la protección inicial contra las enfermedades. A partir de entonces, la principal fuente de nutrición para el potro lactante es la leche de yegua.

En las primeras semanas de vida, el potro depende enormemente de la yegua para todos sus requisitos nutricionales y, en un mundo ideal, la yegua podrá satisfacerlos y su potro prosperará. Pueden ocurrir situaciones en las que sea necesario intervenir y complementar al potro joven, por ejemplo, potros que no prosperan o aquellos que han tenido complicaciones posteriores al parto.

 

Las siguientes vitaminas son esenciales para el desarrollo del potro y la buena salud de la yegua. Tenemos que ser diligentes y que en ningún momento ni el potro , ni la madre tengan déficit de ellas:

La vitamina A es un poderoso antioxidante. La ingesta de la yegua no siempre refleja el estado del potro y las deficiencias pueden resultar en una piel y pelaje de mala calidad, ceguera nocturna y un sistema inmunológico comprometido.
La vitamina D es esencial en la dieta del potro y juega un papel clave en la homeostasis calcio fósforo y por lo tanto en la salud ósea.
La vitamina E es un potente antioxidante que proporciona un apoyo clave para el sistema inmunológico, los nervios y la función muscular del potro.
El ácido fólico (B9) y la B12 juntos tienen un papel clave en la función de la hemoglobina.
Vitamina B1, B2, B6 y biotina para apoyar el metabolismo energético.
Inulina que apoya el crecimiento del microbioma en el intestino posterior. Es bien sabido que a medida que el potro madura, tener un microbioma diverso puede tener una multitud de beneficios digestivos y de bienestar general en general.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.